Homenaje al Maestro Rodolfo Pérez González

Maestro, compositor, amigo, músico, historiador, inspirador, visionario, investigador, director, escritor, dibujante, me quedo corto en los títulos y capacidades del maestro Rodolfo, quien se dio a la tarea de prepararme muy bien para entender la situación de la música en Medellín y las dificultades para el desarrollo del arte en la ciudad.

Era la segunda mitad de los años ochenta, pasábamos mucho tiempo hablando sobre música y el movimiento en Medellín. Me transportaba e impresionaba al escuchar su sencillez y su hablar paisa, con esa elocuencia que lo caracteriza, donde caben las historias llenas de anécdotas finamente entrelazadas con acontecimientos políticos, científicos, sociales, chistes y hasta chismes, donde siempre aparecía la música como la protagonista de la historia para luego desaparecer mientras nos trasladaba a todos a otra época y lugar, facilitando la manera de asimilar tanta sabiduría hasta el punto que terminaba rodeado de muchas personas que se deleitaban con sus historias. 

Así se iban las horas en medio de unos tintos por la tarde y aguardientes inolvidables en la noche, en la tienda de Emilio, al frente de la Coral Tomás Luis de Victoria, institución que el maestro Rodolfo fundó.

Aprendí de él su amor absoluto por la música; me inspiró a ver y sentir la música de una manera distinta y a entender la importancia de la educación musical; me dedicó años, me acompañó en la aventura de Amadeus y luego en muchos programas que realizamos a través de los años, de los que él hace parte, como fundamento e inspiración.

No puedo aceptar créditos por obras o programas sin reconocer que todo el imaginario tiene la visión del maestro Rodolfo, todo lo consulté con él y siempre me acompañó.

Al escuchar al maestro con esa sencillez, sabiduría y hablar descomplicado, me di cuenta que esa era la primera lección que teníamos que aplicar para difundir la música y abrir espacios nuevos y cómodos donde la gente pudiera disfrutarla antes de aprender sobre ella, entonces creamos juntos las Charlas de Apreciación Musical que realizábamos en Amadeus y más adelante las llevamos a los barrios Aranjuez y Castilla. Luego creamos el Momento de la Música, un video concierto al aire libre donde se aplicaba esa misma temática del maestro para enseñar a disfrutar la música.

Más adelante implementamos esa misma sencillez a la educación musical para acercar a los niños y jóvenes a la música clásica. Creamos la Red de Escuelas de Música de Medellín simplificando la enseñanza y llevando este tesoro a los barrios más vulnerables de la ciudad. De allí surgieron orquestas sinfónicas y coros y por supuesto, gozamos de su aprobación y entusiasmo.

Es mi maestro en muchos aspectos, mi mentor, mi amigo fiel y comprometido, cuando nos vemos hablamos sin parar, volvemos a esos viejos tiempos, como si el tiempo no hubiera pasado.  

No sabe el maestro cuánto lo quiero, lo valoro, lo admiro y respeto, y cuán orgulloso me siento de contar siempre con su amistad, su consejo y todas las enseñanzas que en el tiempo apliqué a mi trabajo.

Dios lo bendiga por siempre, maestro Rodolfo Pérez.   

 

 

Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
free download udemy paid course
download karbonn firmware
Download WordPress Themes Free
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=