Lleva una causa en tu corazón

Solo tratar de sacar adelante tu proyecto de vida parece suficiente para tener las manos llenas. En realidad, te debes primero a ti mismo, tú eres tu mayor obligación y en ese proyecto no puedes desfallecer. Puedes fallar, intentarlo de nuevo muchas veces, pero nunca desfallecer.

En nuestra naturaleza existe la necesidad de ser parte de algo, de debernos a algo que nos motive, que nos inspire, que nos dé la sensación del deber cumplido o la convicción de ser parte de la solución y no parte del problema.

¿Qué te sensibiliza? ¿Qué actividad te mueve? ¿A qué te gustaría pertenecer? Piensa dónde puedes aportar unas horas, hacer alguna actividad o mejor aún, contribuir a que una actividad se lleve a cabo.

¿Tal vez pueda ser algo que impacte positivamente la vida de niños y jóvenes? ¿Has imaginado trabajar para los enfermos, ancianos o comunidades menos privilegiadas? Quizás en algún momento de tu vida has pensado que te gustaría liderar un propósito o, por ejemplo, pertenecer a una institución de ayuda humanitaria, o has soñado con llevar arte o cultura a regiones alejadas, enlistarte en un equipo médico, periodístico o de ingenieros. Es decir, hay tantas necesidades y tantas oportunidades allá afuera en las que puedes contribuir…

No es solo el bien que aportas con tu ayuda y tu servicio desinteresado, es lo bien y completo que te sientes cuando le sirves a los demás, cuando tocas vidas y contribuyes al bienestar de otros, a su despertar, a su alegría. Sentir que ayudas a poner luz, llamitas de esperanza en esas personas que más lo necesitan.

No te niegues nunca esta experiencia de vida, tus logros personales nunca te darán la genuina satisfacción de saber, en tu interior, que hiciste parte de algo que benefició a muchos, o inclusive, a una sola persona, no importa, eso no cambia nada, tu realización será igual.

No esperes agradecimientos o recompensas, hazlo por convicción, pon en todos tus gestos todo el amor que quepa en tu corazón. Solo cuando das eres feliz y esa felicidad no se compara con aquella que logras cuando recibes; es una felicidad plena que solo se experimenta sirviendo, allí se encuentra el profundo sentido de lo humano.

Lleva siempre una causa en tu corazón. Fija ese propósito en tu agenda de actividades a lo largo de tu vida para que le des más sentido a lo que vives, para que te alejes por minutos o por días de la carrera desenfrenada del mundo en el que vivimos y te reconectes con lo natural y lo humano. Vuelve a casa, donde todo comenzó. Vuelve a lo simple, a lo sencillo, a lo real.

No te pierdas esta oportunidad y no esperes a que toque a tu puerta. Comienza a pensar en qué te gustaría involucrarte y cómo. Comienza a construir un camino que te permita servir, empezarás a comprender muchas cosas que antes no te habían pasado por la mente.  

Juangui

Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Download Nulled WordPress Themes
download udemy paid course for free
download karbonn firmware
Download WordPress Themes Free
lynda course free download